“Adoración Perpetua” P. Ángel Peña O.A.R.

El Padre Ángel Peña, es sacerdote Agustino Recolecto. El Señor le ha dado el don de ponerse a disposición de todos los católicos y hombres de buena voluntad a través del apostolado de la pluma.
Podéis acceder a su extensísima obra en: http://www.autorescatolicos.org/angelpena.htm
De entre toda su obra, destacamos su libro “Adoración Perpetua
Es un librito corto, de unas 50 páginas en total. Está compuesto por unas 15 reflexiones en las que se recorre desde Cristo en la eucaristía, pasando por el sagrario, la hora santa, la adoración perpetua, el adorador o la comunidad adoradora.
Es un libro sencillo que recoge citas hilvanadas dentro de pequeñas reflexiones personales al hilo de la adoración a Cristo en el sagrario. La intención de este librito es manifestar las excelencias de la adoración eucarística perpetua con el fin de estimular su establecimiento en todas las parroquias posibles porque la Eucaristía debe ser el centro de la vida parroquial y de la vida personal de cada cristiano.
Como dice el propio padre en este libro, después de haber visto las innumerables bendiciones que Jesús Eucaristía derrama sobre las personas y lugares donde hay exposición permanente del Santísimo Sacramento, una capilla de adoración perpetua es como una fuente inagotable de bendiciones para todos. Jesús, desde la custodia, irradia su luz y su amor, alejando las fuerzas del mal: las vocaciones se multiplicarán y, además, habrá muchas conversiones, no sólo de malos católicos que descubrirán al amigo Jesús, sino también de fieles de otras religiones, que descubrirán en la Eucaristía al mismo Jesús de Nazaret, el Dios hecho hombre por nuestro amor.
“Cada uno de nosotros está llamado a reflejar la luz de Jesús Eucaristía a todos los hombres. Debemos ser estrellas de luz, que guía a los hombres a Jesús como la estrella de Belén. Ser estrella es ser luz en la noche del mundo, para iluminar a los desorientados a encontrar el camino perdido y así saber descubrir la razón de su existir. El cristiano debe ser luz, estrella, faro, antorcha de fuego. Todo esto y mucho más debe ser el cristiano, que ama a Cristo con todo su corazón y no puede permitir que los demás no lo conozcan ni lo amen. “

Comentarios

Entradas populares de este blog

Boletín de abril de 2020

La Sábana Santa estará expuesta on line el Sábado Santo

Boletín segundo aniversario. Febrero 2020