Milagro Eucarístico de Daroca

Cerca del Castillo del Xio, en Luchente, los musulmanes sitiaron a las fuerzas cristianas lideradas por el noble Berenguer de Entenza. Éste, comandaba compañías llegadas de Daroca, Calatayud y Teruel para hostigar a los musulmanes al sur del Júcar tras la conquista de Valencia por Jaime I en 1238.
Berenguer de Entenza, ante el asedio, ordenó a mosén Mateo, clérigo de la iglesia de San Cristóbal de Daroca, que celebrara una misa. Durante la misma y al levantar el sacerdote el paño donde se guardaban seis hostias, todos ven que éstas están empapadas en sangre... El hecho se considera como un milagro y ante el prodigio, los cristianos se lanzan a la lucha encabezados por el cura, que sobre un asno blanco muestra durante la batalla las hostias ensangrentadas. Los musulmanes quedaron completamente derrotados.
De acuerdo con lo indicado en la “Carta de Chiva”, documento de 1340 enviado por el concejo de esta localidad de Valencia y que se guarda en el Archivo Colegial de Daroca, tras la victoria surgen las disputas por quién ha de ser el que lleve a su ciudad el paño con las hostias ensangrentadas. Se decide colocar los Corporales sobre una mula y dejarla a la buena de Dios. La mula fue a caer muerta en la puerta de la iglesia de San Marcos, hoy convento de religiosas de Santa Ana, junto a la puerta Baja de Daroca. Allí estuvo depositado durante muchos años el paño de los Corporales hasta que se trasladó a la iglesia de Santa María.
Desde entonces los Corporales se convirtieron en el símbolo de Daroca como puede verse en su escudo.
El día más importante de las fiestas es el jueves del Corpus y el acto central es la procesión que desde la iglesia Colegial de Santa María se dirige hasta las afueras de la ciudad, donde cada año se celebra un sermón desde al menos 1414.
La Reliquia únicamente se expone los Jueves en la hora santa, (hora previa a la misa de la tarde).
Más información, aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Boletín de abril de 2020

La Sábana Santa estará expuesta on line el Sábado Santo

Boletín segundo aniversario. Febrero 2020